jueves, 3 de agosto de 2017

EL FLAMENCO ROSADO EN ANDALUCÍA (2017)

150 kilómetros separan la laguna de Fuente de Piedra de Doñana, una distancia que recorren rutinariamente los flamencos que anidan en la primera para alimentarse en la segunda. O incluso en otros humedales más lejanos como las marismas del Odiel o las salinas de cabo de Gata, hasta unos 200 km de la colonia. Los adultos vuelan durante la noche en busca del sustento para sus pollos, que permanecen en guarderías en la laguna, y para ellos mismos. Esto pone de manifiesto la interconexión entre humedales andaluces en los procesos biológicos y comprobar que no son unidades aisladas. En el caso de los flamencos, el nivel de agua de Fuente de Piedra determina si pueden nidificar o no, pero el número de parejas y pollos está condicionado por la situación hídrica de las marismas del Guadalquivir.

A pesar de que el año hidrológico 2016/2017 está siendo muy seco en Fuente de Piedra (265 mm de lluvia; la media es 435 mm) se han instalado 19.000 parejas de flamencos, con el nacimiento de unos 8.000 pollos en junio. En marzo la laguna tenía 32 cm de profundidad pero sólo 1 cm en mayo. Por su parte, en las marismas del Guadalquivir las precipitaciones han sido elevadas (359 mm de septiembre a enero) y se han restaurado entradas de agua a la marisma (finca Caracoles). Como consecuencia su estado es excelente, con abundancia de aves acuáticas en invernada, entre ellas 51.455 flamencos. En Doñana se han producido tres intentos de nidificación de flamencos, todos saldados con fracasos. Primero 3.000 parejas se instalaron a mediados de abril, abandonando las puestas a finales del mes para marchar a Fuente de Piedra. Segundo, 2.000 parejas volvieron a probar en otra zona pero abandonaron a principios de mayo. La tercera tentativa la protagonizaron 700 parejas el 22 de mayo, de nuevo con abandono. 

https://medioambienteand.wordpress.com/2017/06/23/flamencos-entre-dos-aguas/

No hay comentarios:

Publicar un comentario